Skip links

El modo incógnito: todo lo que debes saber antes de activarlo

Existen ocasiones donde tenemos que navegar por la web en un ordenador que no es el nuestro: ya sea el del trabajo, universidad, biblioteca o instituto. Seguramente queremos que nuestros datos personales o búsquedas no queden registrados, por lo que el modo incógnito o navegación privada se hace necesario. 

De manera que si utilizas con frecuencia equipos compartidos con otras personas o si deseas que no se guarde registro de ciertas páginas, este artículo sobre cómo poner el modo incógnito y demás detalles es para ti. 

¿Qué es el modo incógnito? 

El modo incógnito es una forma de utilizar tu navegador usual, desde el cual tendrás la oportunidad de navegar en oculto, es decir, tu historial en internet no será guardado en tu dispositivo una vez que finalices tu sesión. Es importante acotar que ni las cookies, rastros de datos de identificación que existen en internet, ni demás restos del historial tampoco se almacenan. 

Asimismo, en la navegación privada los formularios y contraseñas se borrarán de todo registro. Una de sus ventajas es que puedes hacer esto en el navegador de tu preferencia, como el modo incógnito de Google

Sin embargo, hay que recalcar lo siguiente: en el modo incógnito las páginas web son capaces de obtener tu dirección de internet y tu IP puede ser encontrada también. 

Cómo activar el modo incógnito 

Como mencionamos someramente más adelante, casi todos los navegadores poseen la opción de navegar en modo incógnito. De manera general, hay que abrir el navegador y después una ventana privada. No obstante, desde Netfiber te explicamos con detenimiento cómo poner el modo incógnito con cada uno de ellos: 

Cómo activar el modo incógnito en Safari 

Ante todo, Safari fue el pionero en la navegación en modo incógnito, en el año 2005. En aparatos con macOS, como una Mac, el navegador Safari de Apple se encuentra en el sistema por defecto. Una vez hayas abierto el navegador, pulsa en el apartado “archivo” y opta por “nueva ventana privada”. 

Ahora bien, cuando se trata del modo incógnito en Safari, este se activa solo en la ventana indicada. Lo anterior significa que si habilitas la navegación privada en una, probablemente las demás estén en modo público.  

Cómo activar el modo incógnito en Chrome 

Chrome es una de las apps para navegar por la web más empleadas y muchas personas la tienen como su favorita. Entre sus extensiones, con la finalidad de mejorar la experiencia del usuario, está el modo incógnito. 

De cualquier modo, ¿cómo poner el modo incógnito en Google o Chrome? Primeramente, pulsa los tres puntos ubicados en la esquina superior derecha para visualizar las alternativas del menú. Luego, escogerás “nueva ventana de incógnito” en este. Seguidamente deberías notar una nueva ventana diferenciada por su tono oscuro. 

Por otro lado, si te preguntas, ¿cómo usar el modo incógnito en el móvil?, no es un procedimiento complicado. Tengas un iPhone o Android el mecanismo es casi igual; en el primero debes hacer click en la esquina inferior derecha de la pantalla. 

En el caso de Android, busca un símbolo de lentes y un sombrero en el mismo lugar. Haciendo esto, podrás navegar de incógnito en tu móvil. 

Cómo activar el modo incógnito en Opera 

Si te decantas por el modo incógnito en Opera, lo que debes para activarlo es ingresar al navegador, colocarte en la sección superior derecha y hacer click en el menú. Después seleccionarás la alternativa “new private tab” y cuando termines tus búsquedas, cierra la ventana. 

Cómo activar el modo incógnito en Firefox 

En cuanto a la interrogante, ¿cómo activar el modo incógnito en Firefox?, es también muy sencillo. Solo hay que abrir este navegador, ubicarnos en el menú localizado en el área superior derecha y optar por “nueva ventana privada”. 

Entonces aparecerá una ventana en color morado con un antifaz en la zona superior derecha, indicador que ya puedes comenzar a navegar en modo oculto. 

Cómo quitar/desactivar el modo incógnito 

Quitar el modo incógnito es incluso más fácil que habilitarlo: en casi todos los navegadores lo que debemos hacer es buscar el ícono de la “X”, el cual suele estar en la esquina superior derecha o izquierda de la ventana. Con solo hacer click ahí, desactivaremos esta modalidad y el navegador que estemos usando volverá a rastrear tu historial. 

Ventajas de la navegación privada 

Saber cómo navegar de incógnito nos aporta varios beneficios a la hora de realizar ciertas operaciones en internet. En primer lugar, disfrutarás de una protección antiseguimiento, por lo que te aparecerá menos publicidad personalizada. 

Por otro lado, si usas un dispositivo compartido, tendrás la tranquilidad de que tus datos no serán guardados, por lo que otro usuario no podrá ver tus búsquedas. Por lo que si estás pensando comprar un regalo sorpresa en una tienda online, por ejemplo, este seguirá siendo un secreto. 

Sin lugar a dudas, tener conocimiento sobre cómo poner navegación privada nos facilita muchas tareas al utilizar el internet y mejora nuestra experiencia como usuarios. Cuéntanos, ¿has usado el modo incógnito? ¿Te ha parecido útil nuestro post? ¡Queremos leerte!

Dejar comentario