Skip links

10 consejos para potenciar la señal Wi-Fi en casa

Si la señal Wi-Fi en casa es débil puede que sea por muchos factores como el tipo de banda que estés usando, la ubicación del router, que alguien está robando tu señal, etc. Por esta razón, en este artículo te mostraremos 10 consejos para potenciar la señal Wi-Fi en casa.

¿Cómo se transmite el Wi-Fi?

Las redes Wi-Fi se encargan de transmitir todos los datos a través del aire usando ondas de radio (radiación electromagnética con una longitud de onda mayor que el infrarrojo). Estas ondas por lo general operan en frecuencias de 2,4 GHz o 5 GHz, las cuales se dividen en otros canales, donde cada uno de ellos puede ser compartido con otras redes. 

Al momento de descargar información usando una red Wi-Fi, el router recibe los datos provenientes de internet por medio de su conexión de banda ancha y posteriormente los transforma en ondas de radio en forma de donuts. Luego, el equipo inalámbrico las toma y las decodifica.  

¿Cómo mejorar la señal del router?

Sitúa las antenas de forma adecuada

Ubicar las antenas de forma adecuada, puede ser de gran ayuda para mejorar la velocidad y optimizar la conexión.  La función de las antenas es básicamente redirigir la energía que recibe, por lo que puede enviar más energía a un sitio en particular. 

Si tu router solo tiene una antena, lo mejor es dejar la antena de forma vertical. Así las ondas se distribuirán horizontalmente, lo cual es más favorable para los equipos receptores. 

En cambio, si tu router cuenta con dos antenas, entonces, lo mejor es ponerlas de manera perpendicular, es decir, una horizontalmente y la otra verticalmente.

Asegúrate de que el firmware del router siempre permanezca actualizado

El firmware se trata del software que maneja los circuitos de los equipos. Cada cierto tiempo los fabricantes arrojan actualizaciones con el fin de mejorar el funcionamiento de los dispositivos. Por esta razón, es de suma importancia cerciorarse de que el firmware de tu router se mantenga actualizado.

En algunos casos, existen routers que hacen esta actualización de forma automática. Puedes verificar si el tuyo lo hace de esta manera o si se debe realizar manualmente en el sitio web de administración de tu router. 

Mantén tu router en una buena ubicación 

La ubicación del router influye en gran medida en cómo la señal se distribuye en toda la vivienda. Si el wifi no llega a toda la casa es porque quizás lo colocas en un lugar muy apartado, por lo que la señal no se distribuye adecuadamente.

Por consiguiente, lo mejor que puedes hacer es ubicar el router en el centro de tu vivienda, de esta forma la señal se repartirá lo mejor posible. 

Elige canales con menor saturación

En la página de administración del equipo existe una opción llamada “Control Channel”. Esta alternativa permitirá escoger entre los 13 canales en los que puede trabajar tu equipo. Generalmente, esta función se configura de forma automática y elige el canal con menor congestionamiento, pero esto por lo general no es muy confiable.

Cuida tu señal de los ladrones de Wi-Fi 

Si has aplicado todos estos consejos y tu señal todavía no es buena, puede que otra persona te esté conectado a tu red. Esto lo puedes saber utilizando ciertas aplicaciones para saber la cantidad de equipos que se encuentran enlazados a tu red.  

La opción más sencilla para que esto no ocurra es cambiar la clave de acceso de tu red. También puedes configurar el router y denegar el acceso a estos dispositivos, de manera que solo ciertos equipos puedan conectarse a tu Wi-Fi.  

Escoge la banda correcta

En caso de que tu router sea de banda dual debes saber en cuál de las dos es mejor conectarlo, si en la de 2.4 GHz o la de 5 GHz. Dichas bandas cuentan con características distintas, como, por ejemplo, la de 2.4 GHz por lo general tiene mayor interferencia con respecto a la de 5 GHz y menor velocidad de conexión, pero en términos de cobertura puede llegar mucho más lejos. 

Por otro lado, la de 5 GHz cuenta con menor interferencia gracias a que se utiliza poco, por lo cual, su velocidad de conexión es mayor y dispone de más canales para distribuir entre los equipos. Si tu router te da la posibilidad de elegir entre estas dos bandas, lo mejor es optar por la de 5 GHz. 

Cambia la antena por una más robusta

Casi todos los routers cuentan con antenas débiles y pequeñas. Si quieres una señal más fuerte lo mejor que puedes hacer es optar por una antena mucho más grande, puesto que por lo general son mucho más potentes. 

Hoy en día existen antenas con un tamaño de hasta cuarenta centímetros, por lo que si no te importa mucho la estética esta es una excelente forma de mejorar la señal Wi-Fi débil en casa.

Utiliza un repetidor de señal 

También puedes utilizar un repetidor o extensores de Wi-Fi. Su función es muy simple, ellos se encargan de retransmitir la señal tal como si se tratara de una nueva red, la cual no es más que una ampliación de la red original. De esta forma, conseguirás que la señal llegue a todos los rincones de la casa. 

Usa tecnologías Wi-Fi más modernas 

Las tecnologías más modernas como la IEEE 802.11ac brindan velocidades de descarga y carga mucho mayores, en comparación con las más viejas tal como la IEEE 802.11b, g y otras. Una forma de aprovechar esta situación es verificar que tus equipos (teléfonos inteligentes, computadoras, etc.) y el router admiten esta tecnología. 

No te olvides de resetear el router

Aunque parezca increíble este es uno de los mejores consejos. Cuando reseteas el router, la memoria del mismo se limpia y las actualizaciones se instalan de una manera más sencilla, lo cual puede mejorar la calidad de la señal. 

 

 

Dejar comentario

Abrir chat